Enuresis nocturna

Dormir

Cómo tratar enfermedades y trastornos del sueño: insomnio, terrores nocturnos, somniloquia... Consejos para dormir bien

La enuresis nocturna (EN), también conocida como "mojar la cama", se describe como el paso involuntario de orina durante el sueño después de la edad en la que normalmente se controla la vejiga.

"Nocturna" significa que esto sucede por la noche y "enuresis" es la incapacidad de controlar el flujo de orina. Esto es común en los niños que se orinan en la cama, ya que aún no han aprendido a controlar el flujo de orina de manera eficiente. Sin embargo, la enuresis nocturna puede ser un problema para los niños mayores.

Enuresis nocturna

La enuresis nocturna ocurre en el 15% de los niños de cinco años y sigue siendo un problema para un máximo del 3 % de los jóvenes de 15 años. Un niño puede mojar la cama una o más veces por noche, y a veces, también pueden tener problemas para mantenerse seco durante el día. No es una enfermedad, sino una condición que puede ser tratada con eficacia y de forma permanente.

Tipos de enuresis nocturna

Hay dos tipos de enuresis nocturna, enuresis nocturna primaria y la enuresis nocturna secundaria. La enuresis nocturna primaria es cuando un niño nunca ha desarrollado un completo control nocturno de la vejiga.

La enuresis nocturna secundaria es cuando un niño ha mojado accidentalmente después de haber tenido control de la vejiga durante seis o más meses. A menudo se asocia con un período de estrés emocional, como el nacimiento de un hermano más joven, una tristeza o preocupaciones escolares.

La enuresis primaria es más común en niños que en niñas. La tasa de niños con enuresis nocturna primaria que mejora por su cuenta es de aproximadamente 15 % al año.

Parece existir una relación genética con la enuresis primaria. Los niños son más propensos a tenerla si sus padres y/o hermanos la tenían cuando eran niños. El informar que se ha mojado soló lo hace el 2,1% de los niños mayores en sus hogares. Es más común en mujeres que en hombres.

Causas

La orina se almacena en la vejiga, que se hincha como un globo cuando se llena. Los nervios en la pared de la vejiga envían un mensaje al cerebro diciendo que quiere ser vaciado cuando se estira hasta un cierto punto.

La orina pasa a través de la uretra y la vejiga se vacía de todas formas, si un niño está dormido y el cerebro no "escucha" el mensaje. Las causas de la enuresis nocturna son desconocidas, pero algunos factores están vinculados a la misma.

  • Dormir profundamente. La mayoría de los médicos no creen que esto por sí solo puede causar la enuresis, pero en algunos casos, pueden jugar un papel.
  • Factores psicológicos y sociales. A menudo la causa de orinarse en la cama no está relacionada con problemas emocionales. Sin embargo, algunos niños que se orinan en la cama tienden a ser menos maduros e independientes que los que no lo hacen.
  • La hormona antidiurética. Los niños que se orinan en la cama pueden tener un menor nivel de una hormona llamada hormona antidiurética, que suprime la tasa de producción de orina.
  • Los aspectos heredados. Los niños cuyos padres mojaban la cama son más propensos a hacerlo.
  • Tamaño de la vejiga. Mojar la cama puede estar relacionado con un pequeño tamaño de la vejiga.
  • Estreñimiento. Esto puede llevar a la pérdida de orina.
  • Dieta. Los productos lácteos, las frutas cítricas, el chocolate y los alimentos que contienen altos niveles de color y edulcorantes artificiales han sido relacionados con la enuresis nocturna.
  • Infección. Una infección en la vejiga o en los riñones puede causar la enuresis nocturna.

Síntomas

La enuresis nocturna se define como la pérdida involuntaria de orina durante el sueño después de la edad de 5 años. Se ha visto en grupos familiares. Si uno o ambos padres han tenido problemas con orinarse en la cama, sus hijos tienen una mayor probabilidad de tener problemas similares. Es más común en niños que en niñas.

Hay una reducción gradual en el número de niños que sufren esto y es alrededor del 15 por ciento por año, ya que los niños crecen. Una producción inadecuada de la hormona que reduce la producción de orina durante el sueño puede ser la causa de algunos niños.

Esta hormona, llamada hormona antidiurética (ADH), se produce de forma natural en todos nosotros y es responsable de concentrar la orina si uno se deshidrata. Esta hormona no está relacionada con las hormonas sexuales. La secreción de esta hormona es normalmente alta por la noche.

Enuresis nocturna en adultos

Entre los adultos, puede estar relacionada con los siguientes síntomas:

  • Insuficiencia cardíaca congestiva.
  • Apnea obstructiva del sueño (AOS).
  • Depresión.
  • Demencia.

Diagnóstico de la enuresis nocturna

Los padres pueden incomodarse al hablar sobre la enuresis nocturna con el médico de cabecera. Durante la visita, el médico le preguntará sobre la enuresis en los padres o en otros hermanos, si tuvo problemas del tracto urinario antes, y sobre el control de esfínteres durante el día.

El examen físico incluye una evaluación cuidadosa del abdomen y de los genitales, y un examen neurológico de las piernas y el perineo para determinar la sensibilidad y el desarrollo motor adecuado.

La mayoría de los niños sólo necesitarán un examen físico general, y harán el análisis de orina con tiras reactivas. Es raro que un niño que se orina en la cama tenga otra enfermedad subyacente. Sin embargo, habrá que descartar otros posibles problemas, tales como la diabetes, anomalías o infecciones.

Tratamiento

El tratamiento para la enuresis comienza con un examen a fondo. Esto descarta cualquier causa física subyacente del problema. A continuación, se examinarán otras causas posibles.

Los objetivos del tratamiento son reducir el impacto social y psicológico de la enuresis nocturna.

Los tratamientos a menudo incluyen uno o más de los siguientes métodos:

Modificación de la Conducta

Estos métodos han demostrado ser muy eficaz. A menudo mejoran la sequedad durante la noche en el primer mes. Durante el tratamiento, es importante minimizar la vergüenza y la ansiedad de la persona tanto como sea posible. Los padres tienen que tener mucha paciencia a la espera de que los niños superen la enuresis nocturna.

Los métodos de conducta incluyen lo siguiente:

El refuerzo positivo

Esta es una manera útil de recompensar a un niño al mantener un lecho seco. Un ejemplo es hacer un gráfico que muestra las noches en las que el niño se mantiene seco.

Periódico de vigilia

Esto es cuando se despierta al niño a ciertas horas de la noche para ir al baño. También puede ser muy útil. Inicialmente, un padre podría despertar al niño. Con el tiempo, los padres pueden permitir que el niño se despierte solo. Un reloj de alarma puede ser utilizado para despertar al niño unas horas después de ir a la cama.

Restricción de líquidos

Esto es cuando se reduce la cantidad de bebida en que un niño bebe por la tarde y por la noche. También ayuda a hacer que el niño vaya al baño justo antes de irse a la cama. El uso regular del baño durante el día también es importante. Esto ayuda al niño a mantener una buena rutina.

La restricción de líquidos no debe parecer como castigo. Debe ser hecho de una manera reflexiva. Usa un vaso más pequeño de lo normal para líquidos durante la noche. Ten mucho cuidado cuando hace mucho calor para evitar la deshidratación.

La terapia de alarma

Esto comúnmente se llama el método de "campana y almohadilla". Se ha demostrado ser muy eficaz. Su tasa de éxito es de aproximadamente del 70 %. Este método funciona mejor con los niños que son un poco mayores y que están motivados.

Este método utiliza una almohadilla sensible a la humedad que se coloca debajo del niño. Una alarma suena cuando la almohadilla se humedece. Todos los miembros de la familia deben estar comprometidos con este proceso. El sonido de la alarma puede despertarlos durante la noche.

La mayoría de los niños duermen durante la alarma. Pero tienden a dejar de orinar cuando suena. El padre entonces debe ayudar al niño al ir al baño. Las sabanas mojadas y el pijama deben ser cambiados. La alarma también se puede restablecer. Entonces el niño puede volver a la cama.

Esta terapia ayudará a que algunos niños duerman toda la noche sin orinar. Otros pueden seguir levantándose durante la noche para ir al baño, esto se llama nicturia.

La duración del tratamiento varía ampliamente entre los niños. Puede durar entre dos semanas a varios meses. No debes utilizar este método durante más de tres meses. Si el niño no mejora después de este periodo de tiempo, se debe detener el tratamiento. Puedes intentarlo de nuevo cuando el niño sea un poco mayor.

Cirugía

Se puede usar cirugía para corregir la causa subyacente de la enuresis nocturna. A menudo, esto elimina la enuresis nocturna.

Orinarse en la cama

Ejemplos de estas causas fundamentales incluyen los siguientes:

  • Uréter ectópico y otras anomalías estructurales del sistema urinario.
  • La apnea obstructiva del sueño.
  • El bloqueo cardíaco.

Medicación

La terapia con medicamentos normalmente se reserva para los niños que no han tenido éxito con los tratamientos de conducta.

Los medicamentos usados para tratar la enuresis nocturna incluyen:

  • Acetato de desmopresina (DDAVP ®).
  • Cloruro de oxibutinina (Ditropan ®).
  • Sulfato de hiosciamina (Levsin ®).
  • Imipramina (Tofranil ®).

Consejos para los padres

  • Asegúrate de que tu niño visite el baño justo antes de irse a la cama. A veces los padres llevan al niño dormido al baño antes de que ellos vayan a la cama. Sin embargo, esto puede favorecer que el niño moje la cama porque la vejiga no se sintió llena antes de dejar pasar la orina.
  • Registra las noches húmedas y secas.
  • Anima a tu hijo a volver a su cama después de haber sido cambiado.
  • Asegúrate de que tu hijo no haya bebido dos o tres horas antes de acostarse. Sin embargo, limitar la ingesta de líquidos en un niño durante el día no le va a ayudar a desarrollar el control de la vejiga. Haz que le sea fácil a tu hijo llegar al baño.

Artículos relacionados con Enuresis nocturna